miércoles, 11 de julio de 2012

De fresa y chocolate..

Este trabajo es un ejemplo de como con un estilo sencillo y clásico podemos hacer una invitación diferente jugando con detalles como la cinta grosgrain o una pequeña etiquetita cerrando la invitación.



Como celebraban la boda a la vez que el bautizo de su hija, se nos ocurrió compartirlo con los invitados haciendo una etiquetita más naif e infantil que cerrase el sobre pocket de la invitación.
Además, para que los invitados lo identificasen, por un lado de la etiqueta ponía Sabes que?, ya que Claudia lo pregunta constantemente.

5 comentarios:

  1. Me encanta la combinación de colores y tu trabajo, sencillamente perfecto!

    ResponderEliminar
  2. Un trabajo realmente precioso, os felicito por el buen gusto, los colores ideales.

    ResponderEliminar
  3. Estaría interesada en conocer cómo conseguir solo los sobres tipo pocket para poder nosotros personalizar la invitación de la boda con ese diseño.
    Gracias
    mary_n85@hotmail.com

    ResponderEliminar